En nuestro post de hoy vamos a intentar aclarar las dudas que nos pueden surgir cuando nos encontramos en ese trance tan duro, y a veces inesperado que es un despido.

Con este artículo vamos a intentar que , enfrentarse a esta tarea tan difícil se nos haga más llevadera y no hagamos algo de lo que luego nos podamos arrepentir o no tenga solución.

Lo primero es que debemos saber es que , cuando nos llega nuestro jefe y nos quiere despedir este deberá entregarnos una carta de despido, en ella deberán constar los motivos del mismo, despido objetivo, improcedente, procedente o fin de contrato. Antes de firmarla léala y, a fin de poder comprobar que todo está bien, firmar poniendo primero la palabra “NO CONFORME”, y al lado de la firma la fecha en la que estamos, así evitaremos la picaresca de que nuestra carta este fechada de manera anterior a la entrega y daremos fe del día que se nos entrega . Si estamos completamente seguros de que el contenido, finiquito (si este está contenido ya en la carta) y el motivo del despido es correcto entonces bastará la firma simplemente aunque siempre es recomendable poner la fecha. No pasa nada si dudamos y ponemos No Conforme, la experiencia nos ha hecho ver que con los nervios que se generan al recibir esa carta tendemos a firmar sin mirar y complica las cosas a la hora de reclamar aquello que nos deberían haber dado por derecho.

Una vez recibida la carta y hecho lo anterior hay que mirar el contenido.

Si en esa carta no esta incluido el finiquito y se lo entrega de manera posterior o en documento a aparte, realice lo mismo que ya hemos explicado, firme NO CONFORME, en este caso esto es muy importante, este documento puede contener alguna cláusula que indique que con la firma queda todo saldado y luego no podríamos reclamar en caso de comprobar que no es correcto lo que se nos entrega.

Una vez hecho esto lo mejor es realizar todas las comprobaciones oportunas , si no estamos de acuerdo con el tipo de despido o con el finiquito , hay que buscar asesoramiento legal, le recordamos que el plazo para presentar la demanda correspondiente contra la empresa es breve, 20 días hábiles desde la entrega de la carta de despido (de ahí la importancia de la fecha de la misma).

Esperamos que os haya servido de ayuda, son unas breves pautas que pueden ayudaros en caso de ser necesario.